jueves, 25 de octubre de 2012

La Dama Marrón de Raynham Hall


Esta fotografía, titulada "The brown lady of Raynham Hall"" ("La dama marrón de Raynham Hall"), es una de las más importantes dentro del mundo de la parapsicología. Ha hecho correr ríos de tinta y ha sido objeto de múltiples exámenes por parte de expertos en busca de indicios de alguna clase de manipulación sin encontrar ninguna prueba de truco o fraude.

La fotografía nos muestra a un supuesto espectro femenino descendiendo por unas escaleras en dirección a la cámara que lo está captando.

El 19 de septiembre de 1936, los fotógrafos Indre Shira y Luck Provand fueron contratados por la revista "Country Life" para hacer un reportaje fotográfico del interior y exterior de Raynham Hall, un castillo del siglo XVII situado en Norfolk (Inglaterra). Ambos habían oído hablar del supuesto fantasma del castillo pero ninguno de ellos  daban crédito a semejantes historias.

Cerca de las 4 de la tarde, cuando estaban haciendo unas tomas de la magnífica escalera de la casa, algo extraño sucedió. Shira sostenía el flash mientras su compañero, Provand, estaba preparado para efectuar el disparo. Shira contempló asombrado como una figura fantasmal se acercaba a ellos bajando por las escaleras, soltó un grito ahogado y, Provand, ajeno a todo, disparó la cámara.

Shira, muy nervioso, le cuenta a Provand lo que había sucedido y que pensaba que la cámara podía haberlo captado. Rápidamente los dos vuelven a las oficinas con intención de revelar las placas, aunque, no sin antes haber cogido a un testigo, un contable de la publicación, para que diera fe que todos los pasos seguidos eran los correctos.

Una vez reveladas las fotografías, los tres quedaron muy sorprendidos cuando descubren que en una de las instantáneas aparecía lo que parecía ser una mujer alta, sin facciones, vestida con ropajes marrones y tranlúcida. Dieron por supuesto que habían visto a la legendaria Dama Marrón de Raynham Hall.

Pero... ¿Quién es la dama de la fotografía?

El castillo de Raynham Hall pertenecía a Charles Townshend, segundo Vizconde de Townshend. El vizconde era un hombre poderoso de la época que había enviudado de su primera esposa. Poco después, en 1712, Charles contrajo matrimonio con una joven y hermosa dama llamada Dorothy Walpole con la que tuvo 7 hijos.



El 29 de marzo de 1726, lady Dorothy Townshend murió trágicamente víctima de una repentina viruela. Esta fue la explicación de la inesperada desaparición de Dorothy pero la leyenda cuenta otra cosa muy distinta.

La leyenda cuenta que Dorothy Walpale estaba manteniendo una relación amorosa con el Sr. Wharton cuando fue prometida a Charles Townshend. Aunque ambos estaban muy enamorados, Dorothy cumplió con el compromiso y se casó con el vizconde.


Sin embargo, la pareja se siguió viendo durante los años que duró el matrimonio.

Cuando su marido se enteró de la relación, montó en cólera y encerró a su esposa en una habitación de por vida, no permitiéndole el contacto con nadie,ni siquiera con sus hijos, hasta su muerte. Para que nadie sospechara de la desaparición de Dorothy contó la historia de su enfermedad.


Durante su encierro, la pobre Dorothy fue languideciendo por la pena de no poder ver más a sus hijos y por el trato al que era sometida, falleciendo poco después. Unas versiones dicen que murió consumida por el dolor pero otras versiones afirman que, finalmente, su marido la asesinó arrojándola por las escaleras.

Muchos han sido los visitantes de Raynham Hall que han tenido encuentros con la Dama Marrón, curiosamente todos la identificaban con lady Dorothy Walpole. 

El encuentro más célebre se produce alrededor de 1800, cuando el rey George IV de Inglaterra se alojó en Raynham Hall. Era costumbre que en caso de visita real, el señor de la casa cedía sus aposentos al regio invitado como símbolo de respeto y sumisión. A medianoche el rey se despertó sobresaltado y vio, horrorizado, como una mujer pálida como la muerte, de pelo oscuro y cuerpo etéreo, le observaba silenciosamente al lado de la cabecera de la cama. Fue tal el susto que se llevó, que el monarca ordenó partir inmediatamente de aquella maldita casa.

En la navidad de 1835, el coronel Loftus, que estaba pasando unos días en el castillo, tuvo dos encuentros con la Dama Marrón. La primera, vio al espectro frente al dormitorio de lady Townshend, el coronel intentó alcanzarlo pero se desvaneció. La segunda vez fue completamente diferente. Loftus, armado de papel y lápiz, hizo guardia hasta volver a encontrarse con ella. Esta vez la vio flotando sobre la escalera portando una lámpara, no intentó acercarse, sino que hizo un boceto que mostró al día siguiente al resto de invitados.

Poco después, el capitán Frederick Maryat y sus dos sobrinos se hallaban de visita en la casa cuando se dirigían a sus habitaciones para descansar, en el pasillo, contemplaron como una dama semitransparente que portaba una luz se dirigía hacía ellos. El capitán Maryat aterrado, creyendo que la aparición le había sonreído malignamente, pensó que era algo diabólico, así que sacó su pistola y disparó contra ella. La bala se incrustó limpiamente en la pared tras atravesar al espectro sin causar daño alguno. 


En 1926, dos niños que se hallaban jugando en la casa, vieron a la Dama Marrón a la que describieron como "una señora de gasa".

Desde entonces muchos han sido los que han visto a nuestra dama recorriendo Raynham Hall en su eterna búsqueda.

Espero que os haya gustado.

Un beso a todos