lunes, 12 de septiembre de 2011

Los Jinetes del Apocalipsis

El Apocalipsis de San Juan, también conocido como Apocalipsis de Jesucristo, es el último libro del Nuevo Testamento. Es posiblemente el escrito más rico en símbolos de toda la Biblia y, por tanto, es considerado uno de los libros más controvertidos y crípticos de las Sagradas Escrituras por la gran cantidad de interpretaciones que genera en los significados de nombres, eventos y símbolos que aparecen en él.

El Apocalipsis relata la llegada del Cordero (Cristo resucitado) y la apertura del libro de los siete sellos. La apertura de los cuatro primeros da lugar a la aparición de los jinetes, los otros dos sellos traen consigo visiones de cataclismos naturales, y, con el último sello viene el Juicio Final.

Una vez abierto el último sello, se desarrolla una serie de catástrofes anunciadas por 7 trompetas y el surgimiento de una primera Bestia que se enfrentará con 2 Testigos (enviados de Dios).

En la primera parte del capitulo 6º del Apocalipsis de San Juan aparecen por primera vez los cuatro jinetes. Surgen con la apertura de los primeros cuatro sellos y preceden al Apocalipsis. Estos jinetes son: la Peste, la Guerra, el Hambre y la Muerte, que los comanda a todos.

Primer sello: Aparece un caballo blanco cabalgado por el jinete de la Victoria (Muerte). El jinete porta un arco, un arma para alcanzar grandes distancias, y luce una corona.

"Miré y vi un caballo blanco y el que montaba sobre él tenía un arco, y le fue dada una corona, y salió vencedor, y para vencer aún." Ap. 6.2
 Segundo sello: Aparece un caballo rojo cabalgado por el jinete de la Guerra. El jinete porta una gran espada.
"Entonces salió otro caballo rojo; al que lo montaba se le concedió quitar de la tierra la paz para que se degollaran unos a otros; se le dio una espada grande" Ap. 6,3-4
Tercer sello: Aparece un caballo negro montado por el jinete del Hambre. El jinete porta una balanza en la mano.

"Y oí una voz en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: "Dos libras de trigo por un denario y seis libras de cebada por un denario, pero no dañes el aceite ni el vino"" Ap. 6,6
Cuarto sello: Y, por último, aparece un caballo amarillo (o verde) cabalgado por el jinete de la Peste.

"Mire y vi un caballo amarillo. El que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades lo seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad y con las fieras de la tierra". Ap. 6,8
Nota: En las Escrituras a ninguno de los Jinetes se les da otro nombre que el de Muerte.

Aunque la aparición de los Jinetes es breve en las Escrituras, su gran importancia radica en la gran influencia que han tenido sobre la cultura occidental, tal como demuestra la gran cantidad de obras artísticas en las que aparecen representados y el cambio tan profundo que han provocado en nuestra percepción del fin del mundo.

 Un beso a todos

1 comentario:

Anónimo dijo...

Te das cuenta, que aunque llames al primer jinete Muerte, y al último Peste, el propio texto llama al último Muerte? El jinete del caballo blanco creo que se llama Victoria o Conquista